Novena Sesión del Seminario Internacional Continuo con Isolda Núñez Candia

¡Muchas gracias por participar en la novena del Seminario que realizamos en conjunto a ASEFIE!

En esta novena sesión nos acompañó la profesora Isolda Núñez Candia,  y su exposición se tituló: «Imaginarios de infancia: discusiones con una ética ¿adultocéntrica?».

 

El resumen de su exposición es:

«En el área de los estudios culturales y de las ciencias humanas se ha logrado poner en evidencia que infancia es una categoría construida culturalmente. Esto ha permitido, por tanto, visibilizar la necesidad de investigar los imaginarios que, a lo largo de la historia, han actuado a la base de los saberes que intersectan con esos sujetos.

Para efectos de esta conversación, en el encuentro, propongo recuperar la evidencia de los estudios de la historia, sociología y antropología de la infancia en base a los cuales ha sido posible categorizar la noción de adultocentrismo como eje articulador del poder que distribuye las posibilidades de existencia en el campo social y humano entre las distintas personas que integran el mundo compartido, es decir, se ha constituido en el imaginario o representación social a partir del cual es percibido, captado, vivido, pensado ese mundo.

Me parece clave fortalecer la presencia de esa noción para reflexionar críticamente sobre la educación y la filosofía, en general toda construcción de saber, pero de estas me ocupo dado que es mi área disciplinar. Propongo reflexionar críticamente sobre los cimientos de la educación (desde su origen moderno y con todos los reacomodos contemporáneos) revisando cómo su ejercicio, fundamentación y diseño opera a partir o en función de la díada adultez/infancia leída, por tanto, en clave generacional como enfoque distributivo de las existencias humanas. ¿Por qué es así? ¿Qué ordena la edad? ¿Qué representa como valoraciones construidas a lo largo de las épocas, culturas, sociedades, la diferencia instalada a partir de las edades por las que transitan las personas?

A nivel de la filosofía, como no es este el lugar para hacer ese análisis, podríamos al menos considerar la pregunta sobre la enseñanza de la filosofía y el papel de la adultez como posibilidad o potencia de su ejercicio y, hasta quizás, de su creación, si es posible expresarlo así.

Por último, para desarrollar el tema será necesario también hacer la distinción entre el modo de concebir la infancia dentro de la categoría temporal del chronos o concebirla desde los tiempos aión o kairós; mostrando que se entrelazan en el análisis produciendo cruces y confusiones, pero necesarias para poder abordar con una complejidad enriquecedora este asunto. De ello se desprenderá, también, por qué habría que revitalizar el término y en vez de abstraerlo en un universal La Infancia, al menos, habría que hacer el ejercicio de trabajar con una universalidad múltiple/plural, Las Infancias.

Entonces, a modo de cierre que ordena el tema, ¿de qué manera la educación es otra pieza más del engranaje reproductor de los modos adultocéntricos del saber y de la valoración de la vida que este supone?, ¿qué lugar puede/n la/s infancia/s ocupar en educación? ¿Hay infancias para la educación?»